viernes, 4 de junio de 2010

93. SOLARES BALDÍOS

Letra, música e intérprete: Rodrigo González, Rockdrigo.
Disco: El profeta del nopal.
También
Nina Galindo grabó una versión para el disco de homenaje a Rockdrigo, llamado A ver cuándo vas…, grabado por varios músicos del movimiento rupestre.


Ella estaba sentada
en un jardín de sopor;
sentada sobre la nada,
viendo fantasmas de amor,
con los dedos amarillos
por los cigarrillos
y excesos de ron.

Cruzan mi mente solares,
solares baldíos de amor.

Ella se mece en su hamaca,
enredada en el tiempo,
con la mirada ya flaca
por quien nunca regresó.
Dicen los niños que juegan
a ver quién atina a los vasos de ron.

Cruzan mi mente solares,
solares baldíos de amor.

Es un cometa la imagen,
es un mapa de vapor.
“Voy por cigarros”, le dijo,
se puso el sombrero y jamás regresó.
“¡Ya no arañe las nubes!”,
le recetó algún doctor,
pero ella estruja lugares
que dan a solares
baldíos de amor.

Fue a sacudir al tendero,
al policía y al dolor,
pero de aquel paradero
sólo silencio encontró.
Los días eran sospechas
de algún enemigo con el odio a flor.

Eran su vida solares,
solares baldíos de amor.

Supo de alguien que sabía
adivinar el color,
y en un teléfono viejo
ella escupió su dolor.
“Miles de gentes perdidas”,
le dijo un lejano interlocutor.

Eran su vida solares,
solares baldíos de amor.

Es un cometa la imagen,
es un mapa de vapor.
“Voy por cigarros”, le dijo,
se puso el sombrero y jamás regresó.
“¡Ya no arañe las nubes!”,
le recetó algún doctor,
pero ella estruja lugares
que dan a solares
baldíos de amor.

Solares baldíos,
baldíos de amor.
Solares baldíos.


En las entrevistas y conciertos que tuvo en vida, Rockdrigo siempre dividía sus canciones entre “urbanas” y “humanas”. Así, el humor era su característica, pero no la única. Solares baldíos lo demuestra. Una vez más, como tantas, se narra una historia (o una hurbanistoria, como propuso ortográficamente Rockdrigo); en este caso, la de la mujer abandonada, pero sin explicación, sin que se sepa el destino de la pareja, que sólo desapareció (Jaime López retomó el tema recientemente, en su rola Por cigarros a Hong Kong, grabada en el disco Nordaka junto a Eulalio González Piporro). La angustia y las miserables esperanzas resultantes llenan la vida de la abandonada, pero la llenan de vacío realmente, y la paradoja consume el alma, los nervios y los años de la mujer. Todas esas emociones las refleja poéticamente la letra, con imágenes muy ricas y modernas (como las metáforas “jardín de sopor”, “mapa de vapor” y obviamente “solares baldíos de amor”, y las prosopopeyas “escupió su dolor” y “estruja lugares”, además de adjetivaciones y comparaciones). De esta manera, la verdadera división de las canciones de Rockdrigo tiene más que ver con la elección entre complejidad formal (como en Rock en vivo, Tiempo de híbridos y Solares baldíos), o un lenguaje más directo, de impacto inmediato (como en Oh, yo no sé, El feo o Asalto chido). Obviamente muchas veces coincide esta división con la diferencia entre canciones de humor y más serias, pero no en todos los casos. Pero como sea, Solares baldíos es una de las canciones donde Rockdrigo explora más los límites estilísticos, sin que ello impida que logre un fondo profundo, y una delicadeza muy lograda ante la tragedia cotidiana, absurda y aplastante de la protagonista. Una verdadera pieza de empatía, la rola resulta conmovedora, y la desesperación y la soledad que se vuelven alcoholismo se reflejan sin obviedades sensibleras, en aras de un tratamiento mucho más profundo.
La música es una pieza clásica de rock rupestre, donde la guitarra sola tiene que encargarse de llenar lo que un arreglo más elaborado, eléctrico y con recursos de estudio, facilitaría. Rodrigo González suple esta carencia muy eficientemente, con cambios de ritmo y énfasis, con punteos y viajes de lo más agudo a lo grave, del arpegio al golpe de guitarra, y todo esto ajusta la concordancia con las complejidades emocionales del personaje principal de la letra. Una de las grandes del Rockdrigo.

15 comentarios:

  1. Porque en los interpretes, no colocaste al grupo dama/heavy nopal, en las canciones de Rodrigo, (te reclamaria de todos los autores que han cantado no tengo tiempo, pero no tengo tiempo de enumerarlos) a pesar de que sus interpretaciones no son tan buenas como las de nina galindo, estaras de acuerdo que si son mucho mejores que algunas de su ultimo triburo que le hicieron los roqueros no rupestres ( se llamo el material "ofrenda a rockdrigo gonzales" en especial por esa de "rancho electronico" ""intepretado"" por Rastrillos) (para mi, el peor tributo que se le ha hecho, si no fuera porque su hija canta la de metrosexual, diria que se levantaria a golpearnos) pero bueno, el caso es que el grupo Dama, si dio en ese entonces, a conocer varias de las canciones de Rockdrigo. por eso, insisto, que si se le debería de tomar en cuenta.

    ResponderEliminar
  2. ups... te dejo mi mail para cualquier cosa:
    qual@live.com.mx

    (ja como dato curioso, uso el nick del grupo Qual, precisamente por el grupo Quál, porque para mi, rodrigo fue y es, una base importante para mi "carrera" de musico)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el apunte, Qual. Coincido con tu opinión sobre ese disco de homenaje. Evidentemente, por eso no lo incluí en las menciones. En cuanto a las versiones de Dama o Heavy Nopal, a pesar de que comparto que son un poco mejores que las de "Ofrenda a Rockdrigo", a mi juicio no lo suficiente, y decidí para este blog citar sólo las versiones más destacadas, por motivos de espacio. Apuntes como el tuyo, amplían la información.

    ResponderEliminar
  4. En la versión del Café de los Artesanos Rockdrigo agrega que para hacer esta rola se inspiró en unos datos acerca de las personas que se pierden diariamente en el área metropólitana. Esa idea de estar perdido se aplica bien tanto al Don que abandonó a la mujer como a ésta misma. Él perdido en las calles del DF, ella en esos solares baldíos internos.

    Chale, ahorita recordé "Estación del metro Balderas" aquí también Rockdrigo habla de dos personas que se pierden. Y justamente aquí la chava se pierde en la multitud, en la ciudad, como el señor de "Solares baldíos". Creo que este era un tema constante en Rockdrigo.

    Excelente análisis de esta rola Pingüino. A mí es la que más me late de Rockdrigo, me parece muy creativa y profundamente melancólica.

    Hay un homenaje más erizo al Rockdrigo, Qual, ese de "Rockdrigo a la Tampiqueña", aunque también tiene como dos buenas, por ejemplo, "El campeón olímpico de la muerte". Aunque ni es conocido este disco.

    Ah y de "Solares baldíos" hay otras versiones, además de la de Nina y Heavy Nopal. Está la de San Pascualito Rey, que a mí me parece muy buena, y otra de Fernando Fraustro del disco de los tampiqueños, aunque esta última parece una copia de la de San Pascualito.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el dato, Alfonso. Nunca he podido encontrar el disco de homenaje que mencionas, aunque hace rato que no lo busco. Hasta ahora, la única versión de una rola de Rockdrigo que me satisface plenamente es la de Qual a "Ratas". Tenía que ser, ¿no?, seguro se asemeja más a lo que Rockdrigo hubiera logrado después...

    ResponderEliminar
  6. Esa de "Ratas" creo que se escucha más chida en la versión de Rockdrigo con Qual. Es, de hecho, una regrabación a lo que hizo en vida Rockdrigo con Qual. Por allí rola la grabación en video, es del programa de televisión Flores de Asfalto. En la página del Redrogo, por cierto, tenemos una versión remasterizada (dizque) y parece que se oye mejor. En la citada página también hay modo de conseguir el disco de "Rockdrigo a la Tampiqueña" que, insisto, tiene como tres chidas. Una de éstas es la de El caimán con una versión a "Campeón olímpico de la muerte", altamente recomendable.

    La página es www.rockdrigo.com.mx y si tienes (o alguien tiene) grabaciones raras del Rockdrigo o versiones nuevas son bienvenidas. Por ejemplo, busco (o buscamos) la rolita de "El viejo RIP" de Rockdrigo cantada por Fausto Arrellín en una de las cintas de Oryazabal en Radio Educación o buscamos también "Amor visceral" (también llamada "Amor a tu cuerpo") también de Rockdrigo interpretada por Arrellín. Y buscamos más grabaciones clandestinas del Rockdrigo, tenemos algunas pero faltan, como las de Pepé Návar...

    A mí me laten varias versiones a las rolas del Rockdrigo, algunas de Dama, por ejemplo. Y la que sí me parece absolutamente maravillosa, aunque luego algunos rockers dicen que no, es la de Amparo Ochoa en su versión de "Huapanguero".

    Cámara.

    ResponderEliminar
  7. Excelente clase sobre gramática mi buen Pingüino Elementary,

    “la paradoja consume el alma, los nervios y los años de la mujer. Todas esas emociones las refleja poéticamente la letra, con imágenes muy ricas y modernas (como las metáforas “jardín de sopor”, “mapa de vapor” y obviamente “solares baldíos de amor”, y las prosopopeyas “escupió su dolor” y “estruja lugares”, además de adjetivaciones y comparaciones

    Esto nos da la gran capacidad que tenia el Rockdrigo para hacer canciones, chingon!!.

    Sobre la rola, es muy parecida a la tristeza de “ELLA” de Arellano, aunque aquí el dolor es mas fuerte por estado mental que representa y me da la impresión de que aquí en “Solares Baldíos” ella se queda con los hijos y eso la consume aun mas y “si yo fuera mujer” elegiría "mejor" ser una “Ama de casa un poco triste” a terminar en “Solares Baldíos”
    Saludos, y arriba las nenas!!

    ResponderEliminar
  8. Uy, amigo Margarito, compleja elección. Me recuerda una frase de la estupenda canción "Campesina" de Pablo Milanés: "te equivocaste: para elegir no tuviste dos". Ni a cuál irle...
    Gracias por lo que me dices de las "lecciones", aunque en todo caso no serían de gramática, sino de poética o retórica, o más modernizado, de estilística literaria. Precisamente la idea de incluir algunas obrservaciones del estilo literario es que puedan apreciarse los recursos formales de los rockeros, que esconden un trabajo peciso, bajo una simpleza sólo aparente. No importa si en muchos casos es inconsciente, o mjeor dicho, instintiva: igual hacían esas elecciones y no otras, y eso es por algo. Además, muchos rockeros sí lo hacen con conocimientos profesionales, como los que poseen estudios literarios universitarios y obras poéticas editadas. Ya señalé algunos por ahí: Agustín Aguilar de Mamá-Z, los hermanos Meneses de Lucerna Diogenis, Fabio Morábito, Jaime Moreno Villarreal, Briseño, etc.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Esta rola, la escuche primero en el disco, que hizo el Grupo Dama o Heavy Nopal, escazamente llegaban losd tapes de Discos Denver a Manzanillo, Colima, sin menospreciar al Rodrigo, me gusto mas la de Heavy Nopal, saludos

    ResponderEliminar
  10. Debería ser la numero uno, jajaja, gran canción, aun me eriza la piel. Saludos. Josue Velasco

    ResponderEliminar
  11. Ja, ja, no sabes cuántas veces me han dicho eso, y de diferentes rolas, estimado Josué. Justo eso prueba lo difícil de la unanimidad en la apreciación del arte, y quizás eso es una suerte. A uno, que ya tiene mucha experiencia con eso, sólo le queda hacer su propuesta de escalafón, y tratar de argumentarla sólidamente, sabiendo que es sólo eso, una visión propia, no una verdad indiscutible. Y de nuevo lo digo, por suerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. LAS ROLAS DE ROCKDRIGO EN LA VOZ DE NINA ES UNA MEZCLA PERFECTA CON LA NOSTALGIA DE EL Y TODO EL SENTIMIENTO DE NINA ES UNA BOMBA SE SENSACIONES QUE ERIZAN LA PIEL

    ResponderEliminar
  13. Excelente página, Pingüino elemental, muchas gracias. Por cierto, me gusta mucho la versión de Solares Baldíos de Nina Galindo, el único problema que le veo es que cambia algunos versos de sitio, y eso, me parece, hace que no se entienda completamente bien el sentido de ciertas partes de la canción. ¿Sabrás por qué eligió esa versión? ¿La llegó a cantar así Rockdrigo alguna vez? Saludos!!!

    ResponderEliminar
  14. Igualmente, estimad@ Anónim@. Desconozco si Rockdrigo la cantó en versión distinta. En todo caso, coincido contigo en que los cambios de orden de versos o estrofas propician una obra distinta (a eso juegan Cortázar en "Rayuela" y José Agustín en "El rey se acerca a su templo", pero como decisiones de autor), generalmente inferior. Por eso casi nunca me gustan esos cambios. Supongo que la decisión de Nina es por mero gusto personal, pero tampoco lo sé.
    En todo caso, muchas gracias por tus generosas palabras.
    Muchos saludos, y ojalá sigas aportando por estos espacios, de ser posible con nombre o apodo, para reconocerte entre otros Anónimos.

    ResponderEliminar
  15. En estos tiempos de miles de desaparecidos... Cruzan mi mente solares baldíos de amor.

    ResponderEliminar